Creado por El Vuelo de la Mariposa

Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Acerca de El Vuelo de la Mariposa

Estamos encantados de guiarte y enseñarte para que más adelante puedas hacer tú mismo/a El Vuelo de la Mariposa.


No hay ningún interés económico por nuestra parte. Ni somos ninguna secta o algo parecido. Lo único que nos mueve a enseñarte a estar conectado/a con el Más Allá, la empatía y la esperanza de serte de ayuda, para que puedas traer a tu vida una vivencia que a nosotros nos ha cambiado la nuestra.


Es necesario hacerte saber que El Vuelo de la Mariposa es una experiencia personal, en la que es el mismo familiar quien vive el encuentro con el ser querido.


Quede esto claro porque, salvo excepciones muy tasadas por quienes guían durante los vuelos, no se traerán mensajes para nadie.


El Vuelo de la Mariposa no se debe entender como una experiencia de un día en la que si lo consigues, como si no, ya se ha terminado. Es como un curso con varias clases prácticas en donde hay muchas personas que ya obtienen resultados en la primera, pero que han de continuar asistiendo a las clases sucesivas para mejorarlo, hasta que ya no necesiten ser guiadas, porque han aprendido por sí mismas a vivir en contacto cotidiano con los seres queridos del otro plano de vida.


Y además, de una terapia para el alma de las personas que extrañan al ser querido, puede llegar a ser una vivencia decisiva y alentadora hacia el encuentro con uno mismo, ahondando en el desarrollo de su vida espiritual.

¿Es real lo que se experimenta durante el vuelo de la mariposa?

¿No te conformas con "soñar" con tu ser querido? Supón que El Vuelo de la Mariposa es una forma de aprender a soñar con ella/él o ellos, pero estando despierta/o. ¿Te gustaría? Te aseguro que no es "soñar", sino un contacto real. Pero a ese convencimiento tienes que llegar por ti mismo/a, y para ello se requiere de un esfuerzo de tu parte, que nadie puede hacer por ti. Es normal que las dudas a este respecto llenen tu cabeza, pero, como te digo, sólo la práctica y tu esfuerzo personal para abrir tu mente puede convencerte.


Si durante un vuelo, cuando estés con tu familia, puedes conectarte con, por ejemplo, la hija de una señora de otro país, desconocida para ti y para mí, que está asistiendo a la misma reunión por Skype, y tras hablar con ella, al terminar el vuelo, la señora te envía la foto de su hija y compruebas que es la chica con la que has hablado, ¿te convencerías de que ha sido real lo que has visto? Seguro que me dices que sí, ¿verdad? Bueno, pues te aseguro que seguirías dudando. Ese es el poder de nuestra mente que siempre ha estado enfocada solamente en lo que percibe por medio de los sentidos físicos. ¿Entiendes por qué te digo que el esfuerzo por cambiar el modo de entender lo que es real es algo personal?

 

Asistir a todas las clases hasta que hayas aprendido a darte cuenta en cualquier momento de tu día a día de que tus seres queridos siguen relacionándose contigo es la finalidad de esta Oración-meditación. Abandonar antes de conseguir esto último es abandonar antes de tiempo.

 

El Vuelo de la Mariposa es una oración desde el comienzo hasta el final de la experiencia. Es un modelo de oración, porque es de la Fuerza del Amor de donde se nutre esta experiencia espiritual, por más que también recurramos a técnicas de relajación y visualización como ayuda para lograr lo que pretendemos. Otro impulso distinto al del amor aplicado a esta experiencia deberías considerarlo como una frivolidad, cuya derivación no tendrá que ver con El Vuelo de la Mariposa.


El vuelo de la mariposa, siendo una oración, no pretende adscribirse a ninguna religión. Su esencia es meramente espiritual y se sustenta en el amor que es el sentimiento más íntimo y a la vez más universal que puede experimentar el ser humano.


Orar es ausentarse mentalmente de lo externo e introducirse en lo más hondo de nuestro corazón y hacernos conscientes de los sentimientos que lo habitan, para reconocerlos, traerlos al Aquí y ahora y dejarnos invadir por las emociones que vibran en todos y cada uno de ellos.

 

El vuelo de la mariposa nació para que aprendamos a darnos cuenta que los seres queridos que han regresado a Casa siguen relacionándose con nosotros cotidianamente. Es gracias a la Oración inicial en la que entregamos nuestros sentimientos y expectativas al ser espiritual en quien sintamos nuestra Confianza, como vamos a encontrar lo que nuestra alma necesita.

Sin embargo, si lo que tu alma necesita es encontrarse con tu ser superior, con tu maestro o con el mundo de los ángeles y es eso lo que late en tu corazón cuando estás en la Oración, eso es lo que recibirás si es lo que tu crecimiento espiritual ha de recibir. Si estás en este caso, debes comentárselo a tu guía la primera vez que te contactes con ella o con él, para que te informe cómo participar en un grupo creado expresamente para personas que necesitan lo mismo que tú.

 

El Vuelo de la Mariposa no provoca nada que ya no esté sucediendo entre las almas unidas por un lazo indestructible de Amor. Por medio de esta oración y meditación, aprendemos cómo se produce esa comunicación que se produce de manera mental también llamada telepática. Para ellos, que viven en otro plano de vibración es ésta la manera natural de relacionarse, entre ellos y con nosotros.


Así pues, ¡no estamos provocando nada!

 

¡¡¡No les perjudicamos!!! Lo único que hacemos es aprender a darnos cuenta de cómo es ahora la relación que ya está ocurriendo entre ellos y nosotros. Es un error muy difundido suponer cómo son las condiciones de vida de la otra dimensión, desde la perspectiva de cómo son las leyes que determinan la existencia en ésta. Contemplarlo de esta forma, nos lleva a conclusiones y juicios de valor que provocan sufrimiento inútil entre las personas que están viviendo una situación de duelo. Para empezar, las leyes de la naturaleza que rigen en aquella y en cada una de las diferentes dimensiones de realidad serán distintas unas de otras porque estarán determinadas por la vibración que acontece en cada una de ellas. Por ejemplo, como consecuencia de la no existencia del espacio y del tiempo, no existen desplazamientos a ningún lugar porque se puede estar en todos a la vez. Pueden, por lo tanto, estar a la vez con la madre, con el padre, con el hermano, con el esposo o la esposa, con los amigos, con los abuelos, y también con cada uno de sus hijos, etc… En definitiva, con todas las personas que siguen viviendo en la tierra y que los estén recordando al mismo tiempo, aunque cada una de esas personas se encuentre en un lugar diferente. Y, además, a la vez, seguirán dedicándose a la actividad que tengan encomendada para realizar en su nueva vida.


Así pues pensar en ellos, traer a nuestra memoria el recuerdo de un momento vivido, de una anécdota o de lo que sea, no les perjudica en absoluto. O sea que no. Que no los distraemos si los recordamos, con tristeza o con alegría; como sea que se los recuerde, no los perjudicamos en absoluto. Si el ser querido no avanza en su tránsito, sería por su propio estado consciencial, pero no porque le influyamos en su decisión.


INSISTIMOS: ¡¡¡No los perjudicamos!!!

 

Otra creencia muy generalizada y que tanta angustia provoca en las personas que están viviendo un proceso de duelo es eso de que: ¡Hay que dejarlos descansar en paz! Y: ¡No hay que llorar, porque los retenemos! Estas creencias tienen sus raíces en la falta de comprensión de lo que conocemos como muerte. Respecto a que hay que dejarlos descansar en paz, hemos de decir que la vida no se detiene nunca y que por lo tanto es un error pensar que al dejar el cuerpo físico entramos en un proceso de inconsciencia. Lo cierto es que sucede exactamente lo contrario. Y en relación a esa frase lapidaria de que ¡no hay que llorar!, ya es en sí misma una afirmación que atenta contra la manifestación más humana de expresión del dolor.

 

Así pues, si sientes la necesidad de llorar, hazlo y desahógate; el ser querido percibe lo que siente tu corazón y comprende que las lágrimas son necesarias cuando el corazón extraña la presencia de quien ama. Y la tristeza es la manifestación natural ante la ausencia del ser querido, y el llanto, la expresión natural que de ninguna manera hemos de reprimir. Creer que por reprimir nuestros sentimientos ellos estarán mejor es un error de apreciación muy difundido. En primer lugar, porque son perfectamente conscientes de los mismos aunque no los expresemos exteriormente, porque desde su perspectiva ampliada conocen nuestro dolor y estarán siempre a nuestro lado para darnos fuerza y apoyo. Además, contrariamente a lo que se suele pensar, para ellos, atender al ser querido que los extraña es una actividad evolutiva, como lo es toda manifestación de Amor, en cualquier periodo de la vida.


Otra cuestión que provoca incertidumbre es la posibilidad de no encontrar al ser querido cuando nosotros dejemos este mundo porque él se haya reencarnado.


Hemos de aclarar que siempre nos encontraremos. En lo que llamamos reencarnación es el alma que decide proyectar nuevamente una parte suya en el plano físico, teniendo por lo tanto otra experiencia de vida. Pero las personas como tales no se reencarnan. Es buena aquí la metáfora del árbol. Podríamos ver al Alma como un árbol y cada una de sus ramas como una parte de ese árbol que va a experimentar una vida física. Cuando el alma decide experimentar nuevas vidas, hará lo mismo tantas veces como necesite para hacerse consciente de las emociones que sólo puede experimentar en otros planos de vida.


También es frecuente la aparición de otra duda: ¿Si nuestros seres queridos están en un plano diferente al nuestro, no los encontraremos cuando nos llegue la hora de trascender? La respuesta es que también nos encontraremos. Aunque nuestros seres queridos puedan tener una vibración más baja o más alta que la nuestra, ello no implica que no nos vayamos a encontrar, ya que aquél que posee una vibración más alta podrá reducir la frecuencia de su vibración, para que el encuentro suceda en el nivel de aquél que tiene la frecuencia más baja.


Así que, en ambos casos nos volveremos a encontrar, tanto si el alma ha decidido volver a encarnar, -porque la rama que corresponde a nuestro ser amado sigue allí-, como si está en un plano vibracional distinto al nuestro, porque alguno de los dos podrá ir a donde está el otro. ¡Siempre nos encontraremos! 


Debemos saber que, además, las almas se agrupan y comparten muchas vidas en diferentes roles, por lo que no será ni la primera ni la última vez que nos reencontremos.

 

Otro asunto que suele aparecer con frecuencia es el tema del suicidio y lo que pasa con aquellos que han decidido dejar esta vida por voluntad. En estos casos en muy importante saber que no hay ninguna diferencia con respecto a los demás tipos de muerte. No recibirán ningún castigo ni trato diferentes. Solo es necesario tener en cuenta que en el momento de trascender al otro plano lo hacemos con el estado de conciencia que en ese momento tenemos. Con ello queremos decir que es posible que tengan una dificultad añadida a la hora de emprender el viaje por su propio estado de confusión. También la culpa de haber producido dolor en quienes quedan aquí les puede dificultar el avance. Podemos ayudarles si desde lo más íntimo respetamos su decisión y les enviamos nuestro cariño y el deseo de que alcancen el final de su tránsito.

 

¿Qué y cómo podemos ayudar para que una persona que ha regresado a Casa termine su Tránsito?

 

Cuando trascendemos de plano pasamos por un estadio intermedio de conciencia que se suele denominar tránsito. Emilio Carrillo en sus charlas nos brinda información muy detallada al respecto. Baste decir aquí que durante este periodo es conveniente que pongamos nuestra atención y nuestro corazón alineados con la intención de llevar paz y amor a los seres que están llevando a cabo este proceso. Esto quiere decir que hemos de hacerles llegar el mensaje de que continúen hacia la luz, donde serán recibidos por un amor y una paz inimaginables, además, y muy importante, es hacerles saber que no serán de ninguna manera juzgados. Por otra parte, durante este periodo, los ayudaremos a continuar su progreso hasta la Luz, si evitamos en la medida de lo posible hacerles cualquier reproche o pedirles que no nos dejen. Por el contrario, hay que decirles que al terminar su tránsito, les será más fácil estar a nuestro lado.

 

Una vez que tenemos claro esto ya no hay lugar a confusiones. Es decir que en primera instancia los alentamos a seguir su camino hacia la luz y, aunque estemos destrozados interiormente y en un mar de lágrimas, les diremos que desde el plano de luz que marcará el final de su tránsito, es desde donde nos podrán ayudar y confortar.

 

Cuando alcanzamos el plano de luz la perspectiva de la conciencia se amplía de forma muy notoria. La conciencia comprende la unidad intrínseca con todo lo que es, a la vez que comprende la fugacidad de la experiencia terrenal en comparación con la verdadera vida que tiene lugar en el plano espiritual. Esto no hace que cada cual deje de ser quien es, pero sí permite ampliar el límite de la visión. Es por ello que desde este plano podrán ayudarnos, y estar en contacto con los que seguimos en la experiencia física. Lo harán además desde las posibilidades de su nueva vibración que ya no está sujeta a un espacio-tiempo y les permitirá estar en muchos sitios simultáneamente, haciendo lo que su evolución requiere en el plano de luz y a la vez acompañando a sus seres queridos en el plano físico.

A qué nos referimos con la palabra "TRÁNSITO"

Decimos que la persona que se va de la tierra hace un tránsito, porque ha de avanzar por una autopista imaginaria en donde será recibido por el maestro con quien organizó su vida terrenal. Pero, siendo una autopista podemos detenernos en cualquier punto de la misma si tenemos dudas y no sabemos a dónde nos lleva. Podemos detenernos y continuar más tarde, si queremos. Pero antes o después hemos de hacer el recorrido hasta el final.


Así pues, el tránsito puede ser rápido o alargarse por mucho tiempo, incluso siglos. Pero nosotros podemos ayudarlos para que se animen a terminar el recorrido si pensando en ellos les decimos que ya no viven en La Tierra, que ahora viven en otra dimensión en donde la vida continúa. Que les espera un mundo maravilloso en donde nadie los va a juzgar y que serán recibidos con Amor. Que allí los esperan con los brazos abiertos los familiares que dejaron La Tierra en otro tiempo.

 

Que confíen en lo que les estás diciendo. Que perciban que tu sentimiento es el de ayudarlos.

 

Diles que busquen una luz, sea ésta como sea de grande o pequeña, sea muy luminosa o poco y que vayan hacia ella. Diles que no porque se dirijan a esa Luz van a alejarse de las personas los seres queridos que siguen viviendo en La Tierra, sino que desde allá podrán sentirlos más cerca y darles el apoyo que ahora no pueden ofrecerles.

Saber que hacer esto les ayuda y en el caso de que la persona ya esté en el final de su tránsito, también te va a escuchar y aunque no le haga falta tu ayuda, sentirá tu cariño y te lo agradecerá.

Cómo es el proceso de esta Oración-meditación

Para una mejor comprensión de cómo se realiza la experiencia de El Vuelo de la Mariposa, lo vamos a dividir en tres partes o secciones para precisar en qué consisten cada una de ellas.


Hay una primera parte que marca la esencia de toda la experiencia. Es en esta fase en donde se pondrá en relieve la energía espiritual y emocional que nos permitirá proyectarnos hacia la dimensión en la que ahora viven quienes se nos adelantaron en el regreso a nuestro hogar.


Para ello entraremos en lo más íntimo de nuestro corazón desde donde nos haremos conscientes de los sentimientos que laten en él y haciéndolos presentes los iremos dejando imaginariamente uno a uno en nuestras manos, dejándonos invadir por la emoción de los mismos.

 

A continuación visualizamos frente a nosotros al ser espiritual cuya esencia nos haga sentir más cercanía o confianza y se los entregamos al ser para que haga con ellos lo que nuestra alma necesite para su evolución espiritual. A partir de aquí, nuestra experiencia estará protegida y dirigida gracias a la Fuerza del Amor. Esta vivencia íntima de contacto con la Luz es una forma de "hacer oración".


A partir de entonces, recurriremos a herramientas terapéuticas utilizadas con distintos matices en Psicología. La primera de ellas es una relajación que en este caso está dirigida expresamente además a apertura del tercer ojo. La segunda es una meditación de visualización que por medio de la metáfora y la imaginación irá sintonizando con la frecuencia de onda desde donde nuestros seres queridos que viven en esa vibración puedan ayudarnos para que seamos conscientes y aprendamos a vivir de manera nueva y natural esa nueva manera de relacionarnos.

¿Qué es una meditación guiada?

John Curtin, maestro de Reiki y meditación, afincado en España, dice:


"Una meditación guiada consiste en usar el poder de la mente para visualizar una situación, con la ayuda del "guía" (en este caso) que conduce a los participantes por un determinado recorrido mental. Las meditaciones guiadas encajan perfectamente dentro de nuestro concepto occidental que parece necesitar una estructura y una forma dentro de un trabajo energético o espiritual, aparte de la posibilidad de alcanzar metas concretas. Otra ventaja de este tipo de meditación es que el trabajo mental activa nuestro lado energético. En otras palabras, lo que creamos con la mente se convierte a un nivel más profundo en un trabajo energético, consiguiendo así un resultado más profundo y efectivo."

Uso de la Tecnología

Para evitar dificultades con la tecnología es muy importante tener en cuenta lo que sigue:


Cuando vayas a participar en El Vuelo de la Mariposa, debes tener instalado en tu ordenador, teléfono móvil o tablet, un programa llamado Skype y haberte asegurado de que tu estado de conexión en Skype es el de "conectado".


Tienes que tener el programa de Skipe actualizado, además de haber comprobado que el sonido está correcto. Para ello, hacer una prueba de sonido con otras personas antes de participar en la conferencia.


Conéctate puntualmente o un poco antes de la hora convenida, ya que una vez comenzada la conferencia no se añadirá a nadie.

No obstante, siempre dejaremos unos minutos de cortesía antes de empezar.

 

Una vez comenzada la conferencia y que nos hayamos saludado, antes de empezar la meditación, debéis desconectar las cámaras y los micrófonos y abrirlos sólo cuando os lo indique la persona que guía. No hay problema si estáis relajados y tenéis que abrir los ojos para hacerlo porque os ayudaremos a volver al estado anterior.


Si una vez estando en la conferencia, te caes no debes llamar, sólo tienes que hacer click en uno de los iconos, el que tiene el dibujo de un auricular. Míralo antes de empezar para saber dónde está.


Y, si aún no has entrado en la conferencia, pero ves que te hemos llamado para añadirte y quieres participar, tienes que hacer lo mismo que acabo de explicar en el párrafo anterior: "no debes llamar nunca, sólo tienes que hacer click en el icono que está junto a otros y que tiene el dibujo de un auricular".


Y, os pedimos un favor: Que hagáis un relato de vuestro vuelo y nos lo enviéis al correo de quien os haya guiado. Lo compartiremos por Facebook y en la página web. Podéis omitir cualquier dato que os pudiera identificar.


Compartir vuestra experiencia con otras personas es la mejor manera de apoyar a quienes dedicamos nuestro tiempo para tratar de llevar consuelo a quienes como tú están viviendo la experiencia del regreso a casa del ser querido.

 

Tengan presente que las reuniones de El Vuelo de la Mariposa por Skype se alargan por más de dos horas.

 

Para descargar de forma gratuita Skype:

 

 

Nota: En Inicio "Links de interés" encontrarán un tutorial básico de Skype.

Nota muy importante, para quienes quieren aprender a guiar El Vuelo de la Mariposa

Hacerse guía del vuelo de la mariposa es participar en una O.N.G. espiritual en la que no hay afán lucrativo. Es por lo tanto, una actividad de voluntariado en la que estamos dispuestos a regalar nuestro tiempo y nuestros recursos.


Así pues, tengo que pediros que desde vuestra conciencia manifestéis a vuestro Ser Superior la firme decisión de que nunca, jamás utilizaréis El vuelo de la mariposa con ánimo de lucro. Ya que sólo la empatía y la solidaridad pueden ser los atributos que nos muevan a llevar la experiencia a otras personas.

Si alguien duda de este compromiso, le ruego que desista. Hay técnicas en Internet para aprender a conectar con la otra dimensión que podéis aprender a utilizar.

 

Un abrazo de parte de todas las personas que formamos el equipo de El vuelo de la mariposa.

 

Alejandra, Anabel, José Luis, Karol, Mar, Irene, Faty, Juanita, Zeida, Maira, Jorge y Juliano.

Cómo participar

Para poder participar en El Vuelo de la Mariposa deberán cumplir los siguientes requisitos:

 

1) Tener instalado Skype en su teléfono móvil, ordenador o Tablet.

2) Seleccionar la Opción de días y horarios que más le convenga, de esta manera será asignado al Guía correspondiente.

3) Completar todos los campos del formulario que se encuentra al pie de esta página.

4) Una vez enviado el formulario, será contactado a la dirección de correo que ingresó en el mismo, por el Guía que le tocó según el horario elegido, quien le brindará toda la información necesaria para que pueda comenzar a participar en los Vuelos. 

 

Importante: La disponibilidad de varios Guías es no sólo para brindar diferentes opciones de horario, sino también para evitar grupos muy grandes, ya que las conferencias por Skype tienen cierto límite de cantidad de participantes para que funcione correctamente. Por eso es necesario que cuando elijan un horario se mantengan con ese guía, y sólo con él. En caso de querer cambiar de guía, deberán volver a completar el formulario, y en el campo donde dice que expliquen brevemente qué los empujó a vivir esta experiencia, pongan que ya están en un grupo, aclarando quien es el guía, y que quieren cambiar de grupo, en ese caso, el guía con el que estaban los borrarán de sus contactos en Skype, y pasarán a formar parte del nuevo grupo.

Días y Horarios de los Vuelos

Opción1: Semanal: Martes y Domingo - 09:00 PM de Madrid + Actividades extras: Vuelos reducidos, Curso de Guías y

              Curso de meditación.

Opción2: Semanal: Miércoles y Sábados - 11:00 AM Madrid

Opción3: Mensual: 2º Lunes o Miércoles y 2º Domingo - 06:00 PM de Buenos Aires

Opción4: Semanal: Viernes - 03:30 PM de Buenos Aires

Opción5: Semanal: Miércoles - 09:00 PM de Santiago de Chile + Actividades extras: Vuelos reducidos y Curso de Guías.

Opción6: Semanal: Lunes y Miércoles - 03:00 PM de México DF + Actividad extra: Curso de meditación.

 

Para verificar el horario de tu país, ingresa al siguiente link:

 

 

En el caso que ya estés inscripto y necesites cambiar de horario o de Guía, por favor completa nuevamente el formulario, eligiendo el nuevo horario, y en el sector donde se pide que expliques qué te empuja a vivir esta experiencia, expliques en el grupo de qué Guía te encuentras actualmente.