Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Paula: Relato de vuelo

04/12/2019

Paula: Relato de vuelo

Fue como una película, pero no vista con los ojos, sino como si se proyectara en mi frente... yo esperaba escucharlos hablar pero no... Aunque igualmente sentía lo que me querían decir... todos estaban bien... como si fuera de lo más normal!!

Hola jose luis... sí me llegó y ya lo descargué, pero todavía no lo escuché entero... es que estoy tratando de digerir la experiencia de ayer jeje... fue hermoso...

Fue como una película, pero no vista con los ojos, sino como si se proyectara en mi frente... yo esperaba escucharlos hablar pero no... Aunque igualmente sentía lo que me querían decir... todos estaban bien... como si fuera de lo más normal!! jeje...

Me llamó la atención que estuvieran vestidos distintos mi tía y mi papá: ella estaba con una túnica blanca (como la señora que crucé y a quien les pregunté si los conocían...) pero mi papá no... estaba con su ropa normal...

Ninguno se sorprendió de verme, sino que me recibieron con cariño... como cuando alguien va de visita a casa de alguien...

Mi papá y el de Clau estaban dele charlar... no escuchaba lo que decían pero parecía que se llevaran muy bien...

Mi tía estaba tranquila y me mostraba un libro grande de tapa dura y dorada donde escribía, pero cuando pregunté a mi papá a qué se dedicaba... él me mostraba que "todavía estaba conociendo" o "haciendo sociales" jeje...

De Dolors (esposa de Mariano)... la vi con un delantal, muy contenta y parecía muy amiga de Elsa (la tía de mi papá con quien yo en vida casi ni tuve relación)... incluso se abrazaban de los hombros... y todo el tiempo me quería hacer ver que estaría feliz de recibir visita (yo lo deduzco del delantal y que hacía un gesto como de abrir los brazos y sonreír con una sonrisa amplia...)

No pude dejar de llorar, así que mi papá me abrazó y me acarició como a una niña, pero me insistía en que no quería verme llorar... que así no... Así que fue como que me dijo: bueno por hoy basta y me llevó hasta la puerta y luego hasta el río...

Testimonio de Sol Testimonio de José Luis