Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Ely: Relato de vuelo

14/04/2019

Ely: Relato de vuelo

Es amiga de William, un muchacho que partió este año, vecino de Ely y un chico muy, muy querido por mí y por muchas de las personas que lean este texto. Le conocimos participando en las reuniones de El vuelo de la mariposa que organizamos por Skype. Su mamá había regresado a Casa y a él se le había partido el corazón. 

Ely aprendió a realizar su vuelo asistiendo a reuniones acompañada por nuestro bueno de William. 

Este es el relato de su vuelo:

Es amiga de William, un muchacho que partió este año, vecino de Ely y un chico muy, muy querido por mí y por muchas de las personas que lean este texto. Le conocimos participando en las reuniones de El vuelo de la mariposa que organizamos por Skype. Su mamá había regresado a Casa y a él se le había partido el corazón. 

Ely aprendió a realizar su vuelo asistiendo a reuniones acompañada por nuestro bueno de William. 

Este es el relato de su vuelo:

Hice mi relajación primero, me elevé y llegué a un bosque, planté mi rosal y caminé. Llegué a la orilla del río y todo más brillante, hermoso. Y a lo lejos había una banca y una persona sentada allí. Era William que me esperaba, porque habíamos quedado en eso cuando estaba aquí y que nos buscaríamos con El vuelo.

Se veía muy bien, muy radiante y contento. Me senté junto a él y le pregunté si estaba bien y aunque no lo oía yo entendía que estaba bien. Caminamos tomados del brazo. Y corrimos, volamos y recorrimos muchos lugares.

Llegamos al templo y él me dejó en la puerta y entré y había mucha luz y flores. Llegué al baúl de polvo de estrellas y lo tomé.

Salí y Will estaba esperándome, pero rodeado de gente. Estaba su mamá, mis papás, mis abuelos y otras personas que son mi familia. Aunque no los reconocí, pero sabía que eran mis familiares. Y los abracé y caminamos hasta llegar a una casa de madera, como una cabaña hermosa. Tenía un jardín y Willi se puso arreglar las plantas y le dije que era lo que a él le gustaba. Le dije que pondría mi árbol de Navidad, el año pasado él me lo adornó hermoso. Y me dijo que lo pusiera que lo haría bien

Luego entramos a la casa y estaban todos reunidos y había mucha comida sobre la mesa, pero no vi que alguien comiera, ni yo jaja. Pero se sentía tan bien, tan en casa. Era acogedor.

Abrace a mi mamá, a mi papá.

Les dije que quería ir con Jesús y me llevaron a un jardín y él estaba allí, rodeado de niños. Y una niña corrió hasta nosotros y mientras lo hacía iba creciendo y se hizo una muchacha hermosa de cabellera larga y color ceniza y hermosos ojos color miel, -es mi hija que perdí- y me abrazó. Le dije que sigue siendo mi ilusión y está en mi pensamiento y mi corazón. Llegué junto a Jesús, ella me llevó, y él volteó. Se veía tan joven, diferente… Estaba vestido tan sencillo, calzaba guareches, y le pedí permiso de tomar sus manos, y le vi sus heridas. Las besé y le pedí perdón por la humanidad, por los niños que padecen hambre, por los que sufren y por los enfermos. Por mis hijos, mis nietos, mi esposo y por mí. Por los errores, defectos y pecados que cometemos Le dije que estoy en sus manos ciegamente y solo él podría curar mis riñones. Pero soy y vivo lo que decida, sin protestar Solo quiero vivir aún más en la tierra, para ver crecer a mis nietos y quiero estar bien. Pero será lo que él decida para mí Le pedí que si orábamos, y todos se acercaron. Nos rodearon como abrazados y se hizo una luz alrededor nuestro, se sentía confortante. No oí palabra, pero entendía lo que se decía- Fue hermoso.

Y le agradecí, y me despedí de mi familia y caminé con Willi de regreso. Creo que quién hablaba mucho era yo. Y llegamos hasta el banco a la orilla del río y me dijo que allí me vería de nuevo.

Y no quería volver. Pero me decía ya es tiempo.

Y volví a mi rosal. Y regresé del vuelo-

Aahh! cuando veníamos de regreso le tiré polvo de estrellas como jugando. Y a Willi se ponía su cabellera larga muy dorada. Se veía muy, muy bien.

Así fue. Lo logré muy rápidamente

Lolys: Relato de vuelo Testimonio de Loly