Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Testimonio de Conchi

04/13/2019

Testimonio de Conchi

Tuve en mis brazos a mi hija de nuevo, la vi sonre√≠r, la vi contenta... No puedo describirte mis sentimientos, la emoci√≥n tan profunda que sent√≠...

Saludos Jose Luis:

Quiero darte las gracias por lo que ha sucedido ya que t√ļ has sido la causa inicial de ello y en consecuencia de la paz que ahora tiene mi coraz√≥n.

Contact√© con Montse de Burgos y el pasado 1 de mayo hice el vuelo con ella. Adem√°s se desplazaron para conocernos Nines de Valladolid, con la que hab√≠a hablado por tel√©fono, e Irene de Burgos. La verdad es que yo no iba muy esperanzada en conseguirlo, pero sucedi√≥ el milagro.... Tuve en mis brazos a mi hija de nuevo, la vi sonre√≠r, la vi contenta... No puedo describirte mis sentimientos, la emoci√≥n tan profunda que sent√≠... Bien es cierto que no acababa de creerme lo que hab√≠a sucedido y no hac√≠a m√°s que darle vueltas, que si me lo habr√© imaginado, que si ha sido una sugesti√≥n,... qu√© s√© yo, buscaba explicaciones a lo inexplicable y tuvo que ser Javier, mi marido, el que me "convenci√≥" de su realismo -√©l asisti√≥ al vuelo-. Adem√°s yo me hab√≠a imaginado la experiencia de otra forma, pensaba que iba a ver a Celia tal y como la ve√≠a en su habitaci√≥n..., y ha sido tan distinto, tan irreal, tan m√°gico, ..., no s√© cu√°l es la palabra... La verdad es que ya he dejado de darle vueltas y lo √ļnico que siento desde ayer (el d√≠a del vuelo estaba agotada f√≠sica y mentalmente, adem√°s de muy nerviosa...) es una sensaci√≥n de profunda paz. Ni siquiera ahora que lo he vivido (y que pienso repetir) sabr√≠a describir como es la experiencia, creo que no hay ninguna palabra de este plano que pueda describirlo.... Pero much√≠simas gracias, de coraz√≥n, por haberme permitido vivir lo que he vivido (o so√Īado, da igual...) y por ponerme en contacto con personas tan extraordinarias y cari√Īosas como Montse, Nines, Irene o Rosa de Salamanca. Esto te hace pensar que incluso en esta orilla de la vida que nos ha tocado vivir hay cosas buenas y sobre todo gente especial, que ha sabido descubrir en su desgracia un sentido a su vida. Gracias.

Sigo teniendo muchísimas preguntas y dudas que trasladarte, pero por ahora prefiero disfrutar sin más de lo vivido. Gracias de nuevo. Un abrazo.

Conchi

Testimonio de Sonia Testimonio de Vanesa