Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Noelia: Relato de vuelo

04/13/2019

Noelia: Relato de vuelo

Soy Noelia soy de Argentina y hoy hice mi sexto vuelo. Antes nunca había podido lograr ver o imaginar, solo en una ocasión logré ver a mi abuelo, pero yo buscaba a mi hijo. No es fácil, pero no imposible.

Soy Noelia soy de Argentina y hoy hice mi sexto vuelo. Antes nunca había podido lograr ver o imaginar, solo en una ocasión logré ver a mi abuelo, pero yo buscaba a mi hijo. No es fácil, pero no imposible.

Hoy, luego de la meditación, pude llegar a ese prado verde hermoso que todas siempre veían pero a mí me costaba. Era verde, el pasto alto con muchas flores y entre el medio del pasto había una niña pequeña como de cinco años, que giraba y giraba y tomaba flores y se las ponía en el pelo. En un momento se detiene, me mira y con su manito me llama. Mar me dice que vaya y le pregunte a quién busca. Cuando me acerco le pregunto a quién busca y me dice: a vos hermana. La abracé, la besé tanto, tanto. Ella me dice te estaba esperando. Ella murió en la pansa de mi mamá a los ocho meses de embarazo, y yo no la conocí. Agarra una flor y me la da. Me la pongo en el pelo y Mar me dice; pregúntale dónde está tu hijo, si sabe dónde está Ángel?? Se lo pregunto y ella me contesta que en la casa.

Me toma de la mano y nos dirigimos allá. Ella estaba plenamente feliz, en nuestro andar ella iba juntando flores por el campo, ella siempre de mi mano. Llegamos a una pequeña casa y entramos, estaba oscura. Mar me pide que eche polvo de estrellas y esa habitación se llenó de luz. Había como una mesita. Ahí, ella me dijo que estaban juntos, miro y mi hijo no estaba. Mar me pide que le preguntara dónde está mi hijo y mi hermana me dice en el otro cuarto. Anda a buscarlo, le digo, y Mar me dice que vaya con ella. La sigo y cuando abre esa habitación mi pequeño sale corriendo, me abraza y me grita MAMÁ!!!

Fue la sensación más maravillosa del mundo. A él lo perdí a las 9sdg y no lo conocí. Hoy vi por primera vez su rostro tan perfecto, su piel tan suave y tan parecido a su hermano. Lo llené de besos, lo abracé como a nadie. Él me dijo que me estaba esperando. Los abracé a los dos por primera vez en mi vida y fue algo único, mágico.

Luego salimos de la casa, nos sentamos los tres en el pasto, alcé a mi hijo como si fuera un bebe y solo me limité a contemplar su rostro tan bello y a abrazar y besar a mi hermana. Eran dos pequeños que se aman y son felices.

Crean en que hay algo más allá de esta vida porque lo hay.

Mañana cumple 13 años mi hijo y el regalo me lo hizo él a mí.

Daiana: Relato de vuelo Varios: Relato de vuelo