Creado por El Vuelo de la Mariposa

Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

Vanesa: Relato de vuelo

04/13/2019

Vanesa: Relato de vuelo

Después de nuestra meditación me encontré en una pradera muy bonita, de flores hermosas y muy coloridas.

De repente veo una bandada de pájaros que se van hacia el cielo, todos en línea hacia arriba.

Miro a mi izquierda y entre las flores encuentro a mi madre mirándome bien sonriente. Me regala unas flores violetas. La abrazo. Le digo que la extraño y la quiero mucho. Ella sonríe y me dice que no me preocupe más por ella, que ella está bien.

Después de nuestra meditación me encontré en una pradera muy bonita, de flores hermosas y muy coloridas.

De repente veo una bandada de pájaros que se van hacia el cielo, todos en línea hacia arriba.

Miro a mi izquierda y entre las flores encuentro a mi madre mirándome bien sonriente. Me regala unas flores violetas. La abrazo. Le digo que la extraño y la quiero mucho. Ella sonríe y me dice que no me preocupe más por ella, que ella está bien. 

Comienza a salpicarme con agua y me dice que esa agua es para sanar mi espíritu, que estoy muy cargada de energías negativas de mucha tristeza y me quería sanar, y continuaba salpicándome con esa agua. Me repitió una y otra vez que no sufra más por ella y que me dedique a ser feliz y a mi familia.

Luego miro y veo a mi abuela. Ella estaba con su marido (no era el papá de mi mamá, era su padrastro.)

Veo a René y a una niña que es su hija. (René era como segunda mamá de mi madre y La Niña es la que me guió a encontrar a mi madre en mi primer vuelo) 

Luego mi madre me toma de la mano y comenzamos a bailar y nos abrazábamos y sonreíamos.

De repente empezamos a volar, y ella me muestra partes de todo ese maravilloso lugar. Luego me lleva a un mar y nos bañamos. Sentí una sensación muy agradable. No sentí mi cuerpo mojado, sino paz y amor. Ella siempre sonriente y feliz. 

A lo lejos veo una muchacha de pelo largo castaño, una silueta muy sensual. Le dije: ¿Quién es ella? Mi madre me contesta que es Gabriela, la muchacha a la que ella le enseñaba inglés. Luego me acordé que cuando yo era niña mi madre enseñaba inglés. Y recordé que había una muchacha muy bonita a quien mi mamá le enseñaba, y que todos los hombres la querían conquistar, y que un día todo el barrio quedó muy conmocionado cuando supieron que a Gabriela la atropelló un auto y falleció.

Le dije: ¿mamá con quien más estás? Me dijo: "Con todos los que conocí en mi vida y fallecieron, los veo a todos".

Me contó de Elsa, Nelson, Thomas, Linda, Rosa, Dorita y de muchos más, todos vecinos y amigos fallecidos.

Vi también a mi tía Júlia que me saludaba muy sonriente, me decía que le alegraba mucho comunicarse conmigo. 

Vi a los suegros de mi mamá, mis abuelos paternos. Mamá me dijo que tienen buen trato y se reúnen con ella de vez en cuando. 

Me habló de sus perros y gatos. Me nombró a varios que yo vagamente recordaba, ya que eran fallecidos cuando yo muy chica.

Me dijo que Freddy Mercury toca el piano y canta y todos lo ven. 

Lo vi vestido con su top blanco, cantando y tocando el piano rodeado de nubes blancas. Mamá era muy fanática de él.

También me contó que ella se mantiene muy ocupada. Estudian, aprenden mucho y también alaban a Dios. 

De la mano me llevó volando a su casa, la misma que vi en otros vuelos. Vi toda la casa tal cual la describí en vuelos anteriores. 

Me muestra que cocina todas las cosas ricas que hacía en la Tierra y come todo lo engordante y mucho helado y tortas fritas que en cuerpo físico le prohibían. Me dijo: "Acá uno no engorda ni se enferma."

Luego le pedí a mi madre que me diera una validación que esto no era mi imaginación 

Me contestó: ¿Te acuerdas que mi amigo Marcos no tenía trabajo? Bueno yo lo visito siempre y le ayudo, él ahora consiguió trabajo en construcción".

Enseguida le escribí a Marcos (es un amigo de la familia que aún vive aquí en la Tierra) y le pregunté si estaba trabajando. Me dijo que sí, y en la construcción, entonces ahí supe que era verdad lo que visualicé y no mi imaginación! 

Realmente fue una hermosa experiencia, le doy muchas gracias y bendiciones a Mar, a Carol, a José Luis y a todos los que participan en los vuelos. Abrazo de luz

Testimonio de Susana Daiana: Relato de vuelo