Aunque los lazos materiales desaparecen con a muerte de un Ser Querido,

los espirituales se fortalecen cuando nos unimos con ellos en oración.

El Vuelo de la Mariposa

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Testimonio de Noemí

12/04/2019

Testimonio de Noemí

Como llegué a saber que la muerte no existe.

 

Ten√≠a 31 a√Īos cuando perd√≠ a la persona que yo m√°s quer√≠a, √©l tambi√©n ten√≠a 31 cuando cruz√≥ al otro lado.

En una sola noche, mi vida se rompi√≥ en mil pedazos, llev√°bamos m√°s de 15 a√Īos juntos, y cuatro conviviendo y muchas ilusiones y sue√Īos por cumplir, una vida juntos en la que nuestros sue√Īos empezaban a materializarse y todo se rompi√≥ en un momento.

La vida para m√≠ ya no ten√≠a ning√ļn sentido, nada era para m√≠ suficientemente motivador como para agarrarme y continuar este viaje, mi √ļnico deseo era terminar, porque ya me sent√≠a terminada, era mucho m√°s cruel permanecer aqu√≠ en estas circunstancias.

Recuerdo que para m√≠, los d√≠as pasaban sin m√°s y lentamente, apenas diferenciaba el d√≠a de la noche, y dormir era una tortura, porque cuando me despertaba, abr√≠a los ojos y volv√≠a a recordar que √©l no estaba, era como revivir cada ma√Īana todo lo ocurrido y las fuerzas me fallaban.

No podía trabajar, no podía comer, no descansaba, no podía hablar con nadie, no había nada que me motivara para darme un ratito de paz.

Cuando pierdes a alguien tan querido, te planteas el concepto de la muerte. Cuando yo era peque√Īa cre√≠a en Dios, pero luego con el tiempo y diferentes chascos mi fe dej√≥ de existir, y sin creer algo dentro de m√≠, me dec√≠a.... ‚ÄúB√ļscale, tiene que estar en alguna parte, no siento que se haya marchado‚ÄĚ.

Empec√© a buscar, no ten√≠a nada de energ√≠a, pero la poca que me quedaba tan solo hab√≠a algo en lo que me apetec√≠a utilizarla, buscarle. Devor√© infinidad de libros, reportajes, entrevistas, documentales, charlas etc... Pasaba horas y horas frente al ordenador buscando, me instal√© un par de traductores de idiomas, y en principio no descartaba absolutamente nada, todo era informaci√≥n √ļtil que luego catalogar√≠a y aceptar√≠a o rechazar√≠a; incluso visit√© a algunos videntes.

Es incre√≠ble pero cuando adoptas una verdadera actitud de b√ļsqueda, surgen en tu camino personas y situaciones que te van dando pistas que te aproximan a aquello que quieres alcanzar.

Para muchos era una locura tomarme tan en serio esta b√ļsqueda, porque puede que para muchos no hab√≠a sentido de realizar ninguna b√ļsqueda, pero jam√°s me importaron esos comentarios, para m√≠ lo √ļnico importante era buscarle, una voz dentro de m√≠ lo suplicaba, ten√≠a que saber si tras la muerte f√≠sica algo de nosotros continua y saber si Ra√ļl estaba bien.

Como decía antes, diferentes pistas surgieron por el camino, y todo iba encaminado a que realmente él existía, pero no voy a extenderme más, y quiero llegar a la que fue para mí la gran prueba de ello.

A pesar de mi afán por buscar, era muy consciente que en mi situación era vulnerable a confiar y creer cualquier cosa para apaciguar mi dolor, es por ello que mantenía siempre una actitud algo excéntrica, no dando cualquier detalle por bueno, no buscaba un consuelo, quería la verdad, y para que fuera verdad tenía que convencerme por mí misma.

De entre la cantidad de informaci√≥n y ayuda que encontr√© en internet, me aproxim√© a un foro de ayuda mutua, de personas que hab√≠an perdido a un ser querido. Al principio me limitaba a leer los mensajes del foro, m√°s tarde me present√© en un mensaje y pas√© despu√©s a utilizar ese foro con mensajes dirigidos a Ra√ļl, como otras muchas personas dirig√≠an mensajes a los suyos, era un lugar donde desahogar tu dolor, donde pod√≠as explicar tus sentimientos y te entend√≠an, pues eran los mismo que sent√≠an el resto de los participantes.

De entre los mensajes de las personas que participaban, me fij√© que hablaban de algo llamado ‚Äúel vuelo de la mariposa‚ÄĚ, las personas que hablaban de ello afirmaban poder contactar con sus seres queridos, de entre ellos especialmente los escritos del ahora mi gran amigo Jose Luis.

¡Poder contactar con ellos directamente! Sinceramente, me parecía increíble, pero como comentaba antes, nada era descartable de entrada, pues mi objetivo era claro, y para llegar a él, no debía juzgar previamente sin conocer, me valía mucho la pena cualquier información que me ayudara a saber.

Un d√≠a, le escrib√≠ un correo a Jose Luis, en √©l me presentaba y le habl√© de m√≠, de Ra√ļl, y le ped√≠a me explicase algo sobre el vuelo de la mariposa.

Jose Luis tan cercano, no me conocía, pero me habló de su hija Elena, me envió escritos de su experiencia a partir de la pérdida de Elena y me facilitó el contacto de dos personas que habían hecho el vuelo de la mariposa y eran cercanas a mi geográficamente, con ellas también intercambié algunos correos electrónicos y a su vez con otras personas que también lo habían hecho de diferentes sitios, así día a día muchas noches, muchas horas compartiendo palabras, sentimientos, momentos conocí fui conociendo a diferentes personas con las que nos ayudábamos, algunos habían hecho el vuelo de la mariposa, otros como yo no.

Un día quedé con las dos chicas que me había puesto en contacto Jose Luis para vernos y hablar más tranquilamente, e hicimos el vuelo de la mariposa.

Debo decir que tengo una mente demasiado inquieta, y me costó llegar, pero una de las chicas lo hizo perfectamente, bueno, probaremos otra vez, me dije.

Yo seguía buscando, leyendo y hablaba todos los días con las personas que fui conociendo que estaban en la misma situación, creamos un grupo ya de amigos, amigos del alma, pues eran nuestras almas rotas las que nos unían para apoyarnos los unos en los otros.

De todo esto del vuelo de la mariposa, no lo había comentado a nadie de mi entorno, me parecía tan sumamente difícil de creer y que como yo misma no lo había hecho, no quería preocupar a los demás sin haber tenido ya yo mis propias conclusiones, debía seguir informándome.

Sucedi√≥ que vinieron a pasar unos d√≠as mis t√≠os de Mallorca, mi t√≠a bastante aquejada por una depresi√≥n, quince d√≠as despu√©s de fallecer Ra√ļl, lo hac√≠a tambi√©n mi t√≠a, la hermana de mi t√≠a que ven√≠a a pasar unos d√≠as, y ella lo llevaba muy mal.

Era domingo, habíamos terminado de comer, y se me pasó por la cabeza hacerle a mi tía el vuelo de la mariposa, ahora ya había visto hacerlo, no lo había experimentado pero había vivido como lo había hecho una persona dirigida por otra, y pensé, si no funciona como mínimo es un ejercicio de relajación, se dormirá y descansará que no le va mal.

Ofrec√≠ a mi t√≠a hacerle una relajaci√≥n para que se quedara descansada, sin explicarle nada de todo esto, mientras suced√≠a la relajaci√≥n me pareci√≥ que mi t√≠a se hab√≠a quedado dormida, y me dispuse a probar de hablar con ella para saber si realmente dorm√≠a o solo estaba muy relajada, y efectivamente contestaba a mis preguntas, me describi√≥ el paisaje donde se encontraba y en el camino dijo sentir la presencia de alguien, de repente empez√≥ a llorar y a exclamar el nombre de mi t√≠a difunta... ¬°Es cierto¬° Me dije interiormente, ella no sab√≠a nada, durante la relajaci√≥n no se menciona nada, y ahora est√° hablando con mi t√≠a, sus l√°grimas os aseguro que no eran fingidas, ellas y su rostro eran de pura emoci√≥n, tras despedirse de mi t√≠a, volvi√≥ a sollozar y esta vez llamaba a Ra√ļl, √©l estaba junto a ella abraz√°ndola y d√°ndole consuelo.

Yo intentaba mantenerme lo más serena posible y no flaquear ante lo que estaba viviendo, pero era tanta mi emoción, las lágrimas me caían constantemente, esto era una gran prueba, se me había concedido una gran prueba, la muerte es solo un paso a una vida mucho mejor.

Tras esta experiencia, continuaron otras, fui haciendo vuelos a algunas personas sin saber ellas de lo que se trataba, otras previa introducción.

Recuerdo el caso de un amigo, al que sin explicarle nada de todo lo que hab√≠a estado aprendiendo sobre la muerte este tiempo, una noche de primavera en la playa le hice el vuelo tambi√©n habl√°ndole de una relajaci√≥n, este chico interrumpi√≥ su vuelo sobresaltado, no se atrev√≠a a decirme que hab√≠a estado con su madre a la que perdi√≥ hac√≠a siete a√Īos, y su madre sonre√≠a mientras avanzaba a su b√ļsqueda.

Jam√°s intento convencer a nadie de todo lo que ahora se, pienso que cada cual debe sacar sus conclusiones igual que yo en mi b√ļsqueda siempre trat√© de ser siempre yo quien sintiera donde estaba la verdad de todo lo que iba conociendo, pero si expongo mi experiencia pues a pesar de ser la m√≠a, encuentro que es significativa ya que mi primer encuentro con el vuelo de la mariposa, fue guiando a una persona a ello sin yo tener la completa certeza de ello y sin esa persona saber nada de lo que est√°bamos haciendo.

Con los vuelos siguientes aprendí muchas cosas de esa otra vida, y es por ello que anteriormente la he calificado de una vida mucho mejor, es un lugar donde reina el amor, donde los lazos afectivos no se rompen, más bien se agrandan, aprendí a amar incondicionalmente, aprendí que aquí y ahora damos importancia a cosas que realmente no lo son, que nos llevamos a esa otra vida todo el amor que aquí damos y recibimos y que esta vida de ahora es un aprendizaje un simple paso que debemos vivir intensamente y cuanto más avancemos aquí más camino tendremos recorrido allí.

Y lo m√°s importante de todo es que sent√≠ la caricia de Dios, y esa poca fe que antes yo ten√≠a se ha convertido en infinita gratitud e inmenso amor a Jes√ļs, ahora no sabr√≠a continuar mi vida ignorando su existencia, es para m√≠ una realidad.

Tambi√©n decir que mi dolor tambi√©n ha cambiado, la gente suele decir que el tiempo lo cura en todo en estos casos, no fue solo el tiempo el que me ayud√≥, sigo a√Īorando a Ra√ļl, su ausencia f√≠sica me sigue doliendo, pero he aprendido a aceptar que todos tenemos un d√≠a para regresar a casa, y si antes yo me hubiera cambiado por √©l, prefer√≠a morir yo que √©l, ahora sabiendo lo que se, pienso que bienvenidas todas mis l√°grimas y mi dolor pues √©l es ahora mucho m√°s feliz y se encuentra en un lugar lleno de amor, donde s√© que un d√≠a nos encontraremos, mientras debo continuar mi viaje y mi aprendizaje aqu√≠.

Marisa: Relato de vuelo

12/04/2019

Marisa: Relato de vuelo

Hola Jose Luis como est√°s.

Te quiero contar que por distintas razones hace rato que no puedo participar del vuelo y ayer me levanté muy triste y quise hacerlo sola, porque quería y tenía necesidad de encontrarme con mi hijo. Así que busqué un audio de un vuelo y comencé a realizarlo:

"Llegu√© al templo que era una capilla peque√Īa y muy viejita pintada de blanco. Entr√© y busqu√© el cofre, que tambi√©n era muy peque√Īo.

Luego saqu√© mucho polvo dorado y apareci√≥ mi abuelo materno muy sonriente. Nos abrazamos y le dije si pod√≠a traer a mi abuelita materna y a mi hijo. Lleg√≥ mi abuela y les ped√≠ que me llevaran con Jes√ļs y con Mar√≠a y ¬°all√≠ estaba ella! Le ped√≠ la bendici√≥n para m√≠ y mi familia y si pod√≠a ver a mi hijo. Ella me respondi√≥ que estaba trabajando, y yo quise saber cu√°l era su trabajo. Entonces me llev√≥ a donde estaba √©l, y trabajaba en un jard√≠n muy bonito.

Al verme, √©l corri√≥ a abrazarme y me besaba estaba muy contento, le dije que me perdone si por estos d√≠as estaba muy triste y llorosa pero ma√Īana es su aniversario de partida a su nueva casa.

Después me llevó volando por una pradera y paseamos mucho tiempo tomados de la mano y mirando los hermosos paisajes. Luego bajamos y me dijo que me quería mucho y que me tenía que dejar porque tenía que seguir trabajando."

Realmente fue una experiencia maravillosa. Gracias Jose Luis por hacernos sentir vivos nuevamente.

Testimonio de Marina

12/04/2019

Testimonio de Marina

Siempre he tenido la convicci√≥n de que nuestros seres queridos que fallecen estaban en otro lugar esper√°ndonos. Creo que es algo que todos o casi todo el mundo tiene claro. Pero quiero contaros mi experiencia y gran sorpresa. Soy cat√≥lica y como tal siempre he estado en contra de aborto. Creo que si Dios nos da la vida, √Čl es el √ļnico que puede quit√°rnosla. Pero nunca me hab√≠a parado a pensar en que ocurre con esas almas que mueren antes de nacer. Quiz√°s si lo pensara pero lo entend√≠a como "algo que no hab√≠a llegado a ser". No s√© si me explico.

Bien, hace unos doce a√Īos me quede embarazada. Ya era madre de una ni√Īa de 2 a√Īos, pero tanto mi marido como yo dese√°bamos con todas nuestras fuerzas tener otro hijo.

Era un bebé muy deseado, pero Dios no quiso que naciera y a los pocos meses de embarazo empecé a perder sangre. Me recomendó el médico reposo, cogí la baja laboral. Me cuidé como no podéis imaginar para que mi bebé llegara al final. Pero no pudo ser y una noche me tuvieron que ingresar en la clínica y lo perdí. Fue muy doloroso tanto física como psicológicamente.

Dios me dio fuerzas, soy fuerte y cargada de optimismo, as√≠ que no me rend√≠ y gracias a la ayuda Divina, a los dos a√Īos tuve otro hijo, al que adoro y que es la alegr√≠a de mi vida.

He pensado muchas veces en ese ni√Īo que no naci√≥, pero no pens√© que estuviera como est√°, en el cielo.

He participado en algunos vuelos con los buenos de Jos√© Luis y Encarnita, a quienes vuelvo a dar las gracias por la ayuda que nos dan. Aunque yo no he logrado ‚Äúver‚ÄĚ nada todav√≠a, y digo todav√≠a porque no me rindo y s√© que lograr√© volar como ellos lo hacen, Encarnita en mi primer vuelo me dijo que vio a mi hermana con un ni√Īo. Le pregunt√≥ que qui√©n era y respondi√≥ que era su sobrino. Nadie de quienes estaban conmigo participando en el vuelo sab√≠a lo de mi aborto. Dios m√≠o!!! Era mi hijo, est√° en el azul con mi hermana y con el resto de mi familia. No sab√©is las ganas que tengo de poder ver su carita, de sentirlo y de poder darle el cari√Īo y el amor de madre que no he podido darle aqu√≠ en la tierra.

√Čl sabe que le quiero y que le hubiera dado todo mi cari√Īo aqu√≠ en la tierra, pero muchas veces me paro a pensar en esos beb√©s no nacidos que se van al azul, y que no sentir√°n el amor de sus madres hacia ellos. Si es cierto que tendr√°n el amor de Dios. Pero no el de una madre que deseaba amarlo aqu√≠ en la tierra.

Como os he dicho, soy católica y hace poco hablé con un sacerdote con el que tengo mucha confianza. Estuvimos hablando de la muerte y de la vida en el más allá. Me ratificó lo que yo pensaba o lo que mis convicciones me decían. Incluso me dijo que mi hijo estaría en el cielo esperándome.

Es un gran consuelo saber que ellos están allí, esperándonos, cuidándonos desde el cielo, enviándonos su amor, aunque muchas veces no lo percibamos. Desde que entré en el Vuelo de la mariposa, me siento más cerca de mi hermana y de mi hijo. Voy a seguir intentado hacer el vuelo, y el día que lo logre, os aseguro que será uno de los más felices de mi vida.

Doy de nuevo las gracias a Jose, a Encarnita y a todos los que participan de esta maravillosa experiencia de amor, de espiritualidad y de entrega a nuestros seres queridos que han partido.

Gracias a "El vuelo de la mariposa"

Marina

Testimonio de Mariano

12/04/2019

Testimonio de Mariano

Hola José Luis:

Ya he escuchado completo el vuelo de Natalia. Es el más claro de todos los que he oído no solo en cuanto a nitidez sonora, me refiero a que Natalia, pocas veces dudaba y aunque ella me decía en un mail que temía interpretar mal las sensaciones para transmitirlas a quienes oímos la grabación, en general ya se lo he dicho a ella y te lo digo a ti, me ha parecido muy bien.

Puntos a destacar o que me han llamado la atenci√≥n, que Aday le dijera a su madre que a√ļn no estaba preparada.

Matías que murió asesinado y os dice que él lo eligió así y se confirma, como dice Karine, que lo que predomina allí es el amor y el perdón.

Natalia ve a su abuelo m√°s joven, muy normal.

O que algunas personas que hace muchos a√Īos que han pasado al otro lado no sea tan f√°cil localizarlas.

O cuando le dice a su madre que se fue porque era su hora, cuando le pregunta si hubo un fallo médico.

Al principio, cuando Natalia entra en la casa, poco antes de que apareciera Dolors, vio que se estaba cocinando un plato de garbanzos, eso era una imagen con significado puesto que all√≠ no necesitan comer para recuperarse de la energ√≠a al no tener cuerpo f√≠sico. Como t√ļ muy bien dices, primero se enferma el cuerpo energ√©tico y luego la enfermedad pasa al f√≠sico, por eso la mayor√≠a de personas que mueren con problemas f√≠sicos, pasan un tiempo, diferente seg√ļn la gravedad, en el que se les restaura la energ√≠a y ellos normalmente permanecen dormidos.

El tema de la Reencarnación es de alto nivel y preguntárselo a los que están como aquel que dice recién pasados a la nueva etapa de su VIDA, pues no lo suelen saber o no lo terminan de comprender.

Por mi parte lo que puedo decir y que es en lo que yo creo, es que una cosa es el retorno y otra la Reencarnaci√≥n. El retorno se produce cuando es necesario regresar a la tercera dimensi√≥n porque no se han aprendido todas las lecciones que hay que aprender y seg√ļn algunos autores se puede tardar entre 80 y 120 a√Īos terrestres, aunque para ellos eso no tiene significado. Lo que ocurre es que la Reencarnaci√≥n es un tema Mayor. No se puede Reencarnar cualquier hijo de vecino, s√≥lo se pueden Reencarnar seres que ya est√°n muy avanzados espiritualmente y que tienen desarrolladas muchas facultades de la Conciencia que nosotros no tenemos a√ļn desarrolladas y que no se desarrollan por s√≠ solas sino con el esfuerzo de la Voluntad Consciente, entre otras muchas cosas, que poco tiene que ver con nuestra voluntad que es una chispita de nada.

Espero que te sea √ļtil mi comentario que te doy porque as√≠ nos lo has solicitado a quienes oigamos las grabaciones de vuelos. Me encanta cuando le das las gracias a Dolors cuando dice que ella se va a encargar de recibir a todas las personas. Qu√© maja es Dolors y cu√°nto la echo de menos, pero soy muy feliz de saberla que est√° bien y de que ella es dulce y fuerte a la vez, lo mismo que cuando viv√≠a con nosotros.

Testimonio de Marbelia

12/04/2019

Testimonio de Marbelia

Acabo de escuchar el vuelo de Natalia, hermoso, conmovedor, mi hermana Mari logró bajarlo y lo hemos escuchado en la hora de almuerzo en la oficina con el corazón a millón.

Lo conmovida que estaba la madre de Juanjo, el breve pero certero mensaje de mi hermano, no es f√°cil perdonar verdad? Y menos al delincuente que asesin√≥ a mi hermano... pero Dios nos habr√° de ayudar en esta dura tarea ya Mois√©s nos lo ha manifestado a trav√©s de su morocho Marvin, que √©l ya perdon√≥ a su agresor y que m√°s bien sintamos compasi√≥n de √©l, el hablar de su amor para con sus hijos sobre todo la capacidad de Osmelis su hija mayor (7 a√Īitos) para verlo y escucharlo... Osmel que es el var√≥n solo tiene 5 a√Īitos, sin embargo dice que juega con Mois√©s, no lo pongo en duda, y si es verdad debemos estar atentos a las se√Īales, O√≠do al Tambor! para no perdernos nada de lo que el a trav√©s de su evoluci√≥n le es permitido para ayudarnos, guiarnos y prevenirnos.

Y esa postura de mi grandote, cuando iba a mi casa o a la de mis hermanas se sentaba en el sofá con su cuerpo apoyado al espaldar, piernas sobre el sofá cruzadas siempre tan cómodo mi lindo.

En nombre de los "SEIS" Miguel, Marvin, María Rosa, María, esta servidora y nuestro amado Moisés ...mil gracias familia.

Gracias mi Jose, Natalia y a todos lo que han hecho y hacen posible esta comunicación con ellos. Si como dijo Moi en su momento, eso va a ocurrir Jose créeme que sí...abrazos